La gestión del enfado con Mindfulness

El enfado es una de las emociones básicas que nos informa sobre situaciones injustas, amenazantes y frustrantes para nosotros, y por tanto nos ayuda a buscar planes alternativos de acción para gestionar dichas situaciones.

En la actualidad, parece ser que estar enfadado se está convirtiendo en manera “normal” de ser ante la vida, y para poder gestionarlo mejor, hoy he querido escribir este post .

En situaciones en lo que estés sintiendo un enfado de poca intensidad, te invito a utilizar la siguiente práctica mindfulness y cultivar una actitud consciente durante la presencia de esta emoción, porque te puede ayudar a reducir la frecuencia, la duración y el nivel de enfado que puedes experimentar día a día:

  1. Siéntate en una posición cómoda, pero en alerta, con tus manos descansando cómodamente en tus piernas y con tus ojos suavemente cerrados.
  2. Toma 5 respiraciones conscientes. Mientras inhalas, siente como el aire entra por tu nariz, pasa por el pecho y llega hasta tu abdomen. Al exhalar, siente el recorrido contrario de tu respiración hasta que el aire salga por tu nariz.
  3. Reconoce y acepta que estás experimentando el enfado, y pon tu atención en esa emoción, y otras que puedan surgir, puede ser que detrás del enfado se escondan otras emociones como: miedo, frustración, vergüenza, culpabilidad, rechazo, soledad, tristeza, ansiedad….
  4. Observa sin juzgar las sensaciones físicas en tu cuerpo, puede ser que aparezcan sensaciones en tu estómago, pecho o cara. Toma conciencia de tu ritmo cardíaco y tu frecuencia respiratoria. Observa si aprietas, ya sean tus puños o la mandíbula.
  5. Observa, también sin juzgar, tus pensamientos para descubrir qué es lo que hace que te enfades. Sé consciente de los patrones de pensamiento que alimentan tu enfado como pueden ser:
    1. Sobre generalización, con pensamientos como: ‘Siempre me ignora’ o ‘Nunca me respeta’
    2. Lectura mental al pensar que sabes lo que la otra persona está pensando, como “Sé que piensas que no sé hacerlo”. Intenta evitar hacer suposiciones como esta.
    3. Culpar a otros por tu propia ira con pensamientos como ” No es justo” “Siempre consigues que me enfade” o “Es todo por tu culpa”. En cambio, asume la responsabilidad de tu enojo.
  6. Deja ir esos pensamientos. Si no puedes dejar ir los pensamientos (lo cual es común), continúa observando la forma en que tus pensamientos y sentimientos se alimentan entre sí.
  7. No te identifiques con la emoción. Intenta crear un espacio entre tú y el enfado. Ten en cuenta que tú eres el observador de tus pensamientos y emociones, y no que no eres los pensamientos y emociones en sí mismos.
  8. Practica llevar compasión al enfado, es decir, practica reconocer para ti mismo que el enfado no es malo, sino que la emoción del enfado es normal, es parte del ser humano y de la vida y que todos los seres humanos la experimentamos a veces.
  9. Di adiós a la emoción y observa cómo poco a poco va desapareciendo como también desparecen con el viento las nubes en el cielo.
  10. Lentamente devuelve tu atención a la respiración y quédate con ella por un tiempo, dejando que tus emociones se asienten en la amplitud de tu respiración y conciencia.

 

Muy importante es que NO esperes cambiar de la noche a la mañana. Gestionar el enfado requiere tiempo, así que sé paciente y perdónate cuando vuelvas a los viejos patrones.

 

Deseo y espero que te sirva y te ayude a mejorar tu día a día

Muchas gracias¡¡¡

Vicky

 

 

Una vida Mindfulness         

 

 

Mindfulness Niños

 

Si quieres saber más sobre Mindfulness, te invito a que te descargues gratis mis dos ebooks:

   Una vida Mindfulness         

 

Mindfulness Niños

 

¿Quieres recibir mis nuevos artículos?

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Vicky Lahiguera
vickylahiguera
 

vickylahiguera's Bio

Soy Vicky Lahiguera, neurocoach y trainer, apasionada y comprometida con el crecimiento y desarrollo de las personas, tanto el ámbito personal como en el ámbito profesional.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *