Los Motivos del ser humano

La motivación es un proceso que explica el inicio, dirección y perseverancia de una conducta hacia el logro de una meta u objetivo.

Tener motivación es fundamental para el adecuado desempeño de un trabajo, así como para otros muchos ámbitos de la vida. Tan importante es para los CEO conocer cómo motivar a sus trabajadores, como para estos mismos saber qué es lo que más y mejor les mueve en la realización de las conductas que se les exigen.

De lo anterior se deprende una pregunta fundamental ¿Todas las personas tenemos los mismos motivos para realizar un trabajo o tarea o por el contrario depende  de nuestras necesidades, cognición y emociones particulares?.

Cada Ceo tiene su propio estilo de liderazgo, entre los que cabe señalar:

  • El inspirador: pretende crear en el equipo valores compartidos y el deseo de contribución hacia una misión
  • Facilitador: su visión es crear equipos de alto rendimiento, facilitando el cooperativismo, unión y participación de todos los miembros del equipo
  • Mentor: su visión de un equipo competente viene en desarrollar en cada uno de sus miembros, la responsabilidad individual , la autoconfianza y el desarrollo personal.
  • Innovador: promueve la creatividad y la innovación , crea un entorno seguro donde las personas puedan asumir riesgos y expresar opiniones divergentes
  • Coach: establece metas retadoras y compensa y estimula un alto rendimiento en su equipo.

Cada estilo de liderazgo viene precedido de un motivo personal que se desarrolla hasta la consecución de una meta

Igualmente; los miembros o empleados del equipo tienen motivos diferentes para el desempeño y aunque la gestión del talento depende  de las estrategias de la compañía y conforme a ella se define los factores que deben tener los trabajadores para alcanzar el éxito, conocer sus motivaciones y sus expectativas son los dos pilares de atracción hacia el compromiso.

Más; conocer los motivos de los empleados tiene tres componentes estratégicos para la empresa de gran envergadura:

1.-  Las organizaciones conocen que una forma de motivar a los trabajadores es mediante el establecimiento de incentivos (motivación extrínseca) ; pese a lo que se cree, no sólo son los incentivos monetarios los que dirigen la conducta de los trabajadores con la intensidad y perseverancia suficiente para que cumplan con los objetivos propuestos; esto también dependerá del valor de recompensa o hedónico que asigne el trabajador al incentivo. Cómo para motivar a los trabajadores “no es euro todo lo que reluce”, siempre piense que “a cada motivo su incentivo”. Es más; para determinados trabajadores y aunque parezca paradójico, un exceso de dicho tipo de motivación afecta en negativo al desempeño porque disminuye o elimina la motivación intrínseca o “satisfacción por el desempeño competente de la propia tarea “

2.- El diseño de un equipo de éxito depende, como no puede ser de otra manera, tanto de la claridad, especificidad y temporalidad de la tarea o tareas propuestas, como de la adecuada asignación de los productores al puesto de trabajo concreto y esto último, en gran medida, depende de las habilidades y competencias de los  mismos que son, a la postre, los que tienen que ejecutarlas. Más; dentro de esas competencias, a veces se olvida por la compañía cuidar las competencias emocionales de sus  empleados y entre ellas al valor que puedan dar o atribuir a la meta u objetivo propuesto. Conocer los motivos de sus trabajadores o lo que es lo mismo sus “para qué” es un buen inicio hacia la consecución de las tareas porque impide la errónea asignación de los puestos de trabajo.

3.- No solo las personas tenemos motivos diferentes por los que ejercemos nuestras competencias y habilidades, es que muchos de estos motivos son contrarios entre sí. Para entenderlo sólo hágase esta pregunta: ¿Usted pondría en un  equipo de dos personas para la consecución de una determinada tarea, una en la que su motivo prioritario en la vida fuera la consecución de hedonismo o placer y para la otra  el logro de la meta propuesta?. Igual que para “gustos están hechos los colores” para “motivos están hechas las tareas

El ser humano puede tener mucha variedad de motivos que a su vez se pueden subdividir en subcategorías y éstas a su vez en metas específicas.  Dentro de las metas intrapersonales, ¿elija cual es la subcategoría prioritaria según entiende usted la vida?:

Defenderse frente al rechazo, tener cualidades sociales positivas, enseñar y ayudar, tener capacidad de liderazgo, La religión, tener conciencia social, la ética y el idealismo, la libertad, la estética, la creatividad., la flexibilidad o apertura mental, el entretenimiento o diversión, el bienestar sicológico, la estabilidad y seguridad, el significado superior de la vida, el crecimiento personal, el orden, el logro, la autosuficiencia y la autodeterminación, la carrera profesional, el intelecto y la educación, las finanzas

Los motivos del ser humano pueden ser tan diferentes como los deseos de alcanzar con ellos sus  metas. Nosotros condensamos la lista de motivaciones del ser humano en diez generales y le proponemos que conozca la suya prioritaria; aquella que en verdad lo mueve en esencia, también le enseñaremos a conocer los de su gente., cuando lo sepa, liderará mejor y conseguirá de su equipo el mejor desempeño. ¿Por qué?. Porque se sentirán autónomos, competentes, afines y con un sentido del compromiso, más allá del oro que reciban.

 

Tomás Soria

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Quieres recibir mis nuevos artículos?

Vicky Lahiguera
vickylahiguera
 

vickylahiguera's Bio

Soy Vicky Lahiguera, neurocoach y trainer, apasionada y comprometida con el crecimiento y desarrollo de las personas, tanto el ámbito personal como en el ámbito profesional.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *