Mindfulness en el yoga

Mindfulness o la atención plena, es una disciplina de entrenamiento de la mente, avalada por la neurociencia que se basa principalmente en el acto de prestar atención y permanecer en el momento presente. Significa prestar atención a las sensaciones, emociones, pensamientos que tienen lugar aquí y ahora sin juzgarlos.

Una de las grandes ventajas que ofrece Mindfulness es la posibilidad de poder ser consciente en cualquier momento de tu día a día y tu vida y, incluso cuando practicas Yoga.

Practicar el Yoga consciente, Mindful Yoga, me permite ser consciente de las sensaciones de cada postura y cada movimiento de nuestro cuerpo para disfrutarlo tal y como es.

Mindful Yoga funciona dentro de cualquier estilo de Yoga. En algunos estilos de Yoga las posturas pueden traer sensaciones físicas intensas de incomodidad y/o dolor, junto con un deseo de deshacerlas inmediatamente. Es cuando Mindfulness te regala la oportunidad de observar la verdad de nuestra molestia, e incluso a llegar a diferenciar cuando el motivo del dolor pueden ser nuestros propios pensamientos de queja, enfado, aburrimiento, impaciencia, tensión o resistencia.

También nos permite observar cómo nos comparamos fácilmente con las personas que nos rodean y reconocer estos como pensamientos y patrones de comportamiento para amablemente aceptarlos y luego regresan al “presente” de nuevo.

El Yoga consciente puede ayudarnos a ser más conscientes nos permite beneficiarnos completamente de la clase de Yoga al volvernos menos reactivos a las cosas fuera de nuestro control que normalmente nos irritarían, como pueden ser los ruidos externos.

Nos ayuda a hacernos conscientes de nuestra tendencia común a parar por debajo de nuestro límite o, por el contrario, a forzarnos demasiado para superarlo y posiblemente causarnos lesiones.

Además, nos permite distinguir en qué momentos nos traemos a la práctica las situaciones y emociones que marcan nuestra vida personal y profesional, a modo de ejemplo, ¿más compasión en nuestra vida nos puede permitir mayor flexibilidad?, ¿demasiadas preocupaciones nos pueden desequilibrar?, ¿mayor resistencia puede coincidir con momentos de seguridad? ….

Practicar el yoga consciente nos ayuda a gestionar el estrés cotidiano del trabajo, las relaciones y la vida en general. No se trata de escapar, sino más de cambiar nuestros procesos de pensamiento normales, alejándolos del apego o la aversión, a darse cuenta de que no hay un problema fundamental y que todo está bien.

Si quieres empezar a practicar Mindful Yoga puedes seguir estos 7 consejos:

  1. Empieza meditando en silencio para centrarte en tu interior.
  2. Desde los primeros movimientos, comienza a explorar de forma amable y curiosidad cómo te sientes.
  3. Evita el impulso de competir con los demás e intenta mantenerte conectado con lo que sea más conveniente para ti en cada pose.
  4. Observa en qué posibles momentos de tu práctica la distracción gana a estar presente.
  5. Sé consciente qué cosas te frustran o enfadan durante la práctica.
  6. Observa cuándo necesitas descansar o modificar la postura.
  7. Tómate un tiempo para relajarte físicamente.Permite que tu cuerpo se relaje por completo, y que la mente haga lo que tenga que hacer. El final de la práctica marca cómo te sentirás cuando dejes la práctica.

Realmente es muy interesante traer Mindfulness a la Mat. 

 

Vicky

 

 

¿Quieres recibir mis nuevos artículos?

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Vicky Lahiguera
vickylahiguera
 

vickylahiguera's Bio

Soy Vicky Lahiguera, neurocoach y trainer, apasionada y comprometida con el crecimiento y desarrollo de las personas, tanto el ámbito personal como en el ámbito profesional.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *