Cómo practicar Mindfulness, incluso si crees que no puedes meditar

Mindfulness se está convirtiendo en la mayor tendencia de autocuidado y uno de los principales motivos es porque se ha demostrado científicamente que funciona.

El problema es que la meditación no es tan simple como parece, por lo que a continuación te doy soluciones a los problemas de meditación más comunes que la mayoría afrontamos al iniciarnos en esta fascinante práctica.

Tú no puedes meditar por qué…..

No puedes poner tu mente en blanco: no te preocupes, es normal porque mientras estás meditando, experimentarás un montón de pensamientos, sentimientos y emociones. No te preocupes por cómo te sientes durante la meditación, observa cómo te sientes después y durante el resto del día.

No puedes quedarte quieto sin hacer nada: está bien, solo siéntate cómodamente, inquieto si es así como estás.

Te aburre: En el mundo actual en el que vivimos ponerte a meditar puede parecerte una actividad aburrida. De ser así, tanto meditar y descubrir de dónde procede tu aburrimiento, como meditar y aprenderlo  puede convertirse en una actividad bastante interesante.

Te duerme: En este caso lo aconsejable es cambiar la hora del día para meditar y evitar escoger aquellos en los que tienes  menores niveles de energía. Además te puede ayudar cambiar tu postura como puede ser por ejemplo sentarte en una silla recta, o en el suelo, que hace que se ajusten los niveles de tu estado de alerta para que no te duermas.

Te pongo nervioso: es normal,y puedes usar algunas prácticas de respiración para calmarte,e incluso puedes hacer ejercicio o hacer yoga  antes de meditar.

No puedes estar sentado sin hacer nada: Puedes empezar haciendo ejercicios de respiración o ir a dar un un paseo sin tus auriculares teléfono, etc. Se trata de darte tiempo para simplemente “ser” sin constantemente “hacer” algo.

No puedes concentrarte:  Mindfulness no consiste en concentrarse. Puedes estar sentado meditando centrándote en tu respiración y que tu mente divague cientos de veces,  que ésto ocurra no significa que no estés en la atención plena. De hecho, cada vez que notes que tu mente esté divagando es un estado de atención plena y tienes la opción de devolver suavemente la atención.

No tienes tiempoSi un día tiene 1.440 minutos ¿cuántos minutos se pierden en internet o en viendo la televsión?. Mindfulness se puede empezar con tan sólo  5 minutos al día¡¡¡.

¿Sabias que…cada minuto que te tomes para estar con atención plena en el presente es un regalo que te haces que tu cuerpo, mente y alma te lo agradecerán una y otra vez.

 

¿Quieres recibir mis nuevos artículos?

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Vicky Lahiguera
vickylahiguera
 

vickylahiguera's Bio

Soy Vicky Lahiguera, neurocoach y trainer, apasionada y comprometida con el crecimiento y desarrollo de las personas, tanto el ámbito personal como en el ámbito profesional.

Temas relacionados

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *